Desde hace algunos años, hemos visto la palabra SEO ocupar cada vez más espacios y estar presente en cada vez más charlas, currículos y cátedras universitarias. Sin embargo, la mayoría de las personas aún sigue haciéndose la misma pregunta: ¿Qué es el SEO? Aunque muchos tardarían horas en tratar de explicártelo, nosotros trataremos de hacerlo en unas pocas líneas.

Comencemos por su significado: SEO son las siglas en inglés de Search Engine Optimization, lo que podríamos traducir como Optimización para buscadores y que incluye técnicas cuyo objetivo es mejorar la ubicación de un sitio web en buscadores. Aunque sólo hemos escuchado de esta tarea en los últimos años, se trata de una disciplina que nació hace ya un buen tiempo, cuando Google cambió para siempre la manera en que los usuarios utilizamos la web.

Las técnicas SEO están destinadas a preparar los sitios web para que el buscador los encuentre, lea todas sus páginas, las entienda y las guarde en su índice. Cuando un usuario realice una búsqueda relacionada con la temática de nuestro sitio, el motor de búsqueda muestre en su página de resultados nuestra web antes que ninguna otra.

¿Por qué es importante? Si tenemos en cuenta que más del 80 por ciento de los usuarios utiliza los buscadores para navegar en la web, tenemos como resultado que el SEO forma parte de las acciones de marketing online que todo debería tener en cuenta. Y aunque muchos de ustedes podrían pensar que se trata de un trabajo reservado a técnicos y analistas, lo cierto es que el SEO se aplica en lo más básico de todo sitio: su contenido. Los especialistas recomiendan contar con textos optimizados para Internet, que cuenten con palabras claves y enlaces; títulos atractivos que puedan conceptualizar todo el contenido del artículo en menos de 70 palabras y un resumen que sirva de enganche.

Pero no se trata de una ciencia que se pueda aprender y aplicar de una vez y para siempre, ya que los buscadores cambian frecuentemente los algoritmos con los que trabajan sus motores y por tanto, modifican las variables que cualquier SEO debe tener en cuenta. Se requiere de mucha paciencia, constancia y un aprendizaje permanente para lograr buenos resultados.

Lo primero que debes comprender es la forma en que trabajan los buscadores. Aunque te resulte familiar, hay muchos mitos que rodean esta temática y es bueno aclarar. Al contrario de lo que mucha gente cree, un motor no realiza una búsqueda en toda la web cada vez que un usuario introduce una consulta; tardaría demasiado tiempo si tuviera que recorrer la infinidad de páginas que existen en la red. ¿Cómo funciona? El robot del buscador recorre la red de manera permanente, de enlace en enlace, sin pausa. Va leyendo las páginas que encuentra, las interpreta de acuerdo con una serie de criterios y las va guardando en un inmenso índice: la mayor base de datos que existe.

Ese índice es el que el buscador repasa cuando un usuario hace una consulta y devuelve los resultados que encuentra relacionados con los términos de esa búsqueda en su base de datos. Y he aquí la importancia del SEO: si tu página no ha sido debidamente archivada por el buscador, nunca aparecerá cuando tu potencial lector haga la búsqueda.

En función de toda la información que obtiene el robot del buscador de una página la guardará en un lugar o en otro y le colocará una nota que marca la mayor o menor relevancia de esa página para determinadas búsquedas. Pero además, existen una serie de factores que hacen que el buscador valore más tu página que la de otros. Muchos de esos factores o criterios se conocen y son controlables de forma directa, otros o bien no son controlables o bien se desconocen por completo. Entre las herramientas que puede ofrecer un SEO, se encuentran:

  • Revisión del contenido y la estructura del sitio
  • Asistencia técnica en el desarrollo de sitios web: por ejemplo, alojamiento, redireccionamientos, páginas de error, uso de JavaScript, etc.
  • Desarrollo de contenidos
  • Administración de campañas de desarrollo empresarial online
  • Investigación sobre palabras clave y formación en SEO
  • Experiencia en sectores específicos y regiones geográficas.

No es un trabajo sencillo, requiere un aprendizaje constante y mucho tiempo y esfuerzo para monitorizar y adaptar el sitio web a los cambios. Es una de las estrategias básicas del marketing junto con la compra de anuncios en buscadores, más conocida como enlaces patrocinados o SEM.

Más | Ayuda de Webmaster Tools

5.00 avg. rating (100% score) - 1 vote